iPhone: localización y GPS activados

Si posees un iPhone, tener la localización y el GPS activados puede ser muy útil si se pierde el terminal o, evidentemente, si te pierdes tú.

Activar el GPS y la Localización es muy necesario en ciertas condiciones, cuando estamos de viaje, buscamos una nueva dirección, etc. Por eso, vamos a ver cómo se ponen en marcha ambas funciones.

iPhone: localización y permisos

Muchas aplicaciones instaladas en tu dispositivo Apple te van a pedir permiso para acceder a tu ubicación. Si no concedes dicho permiso, no funcionarán o no lo harán correctamente, de ahí la importancia de mantenerlas activadas y con los accesos necesarios permitidos.

En el mismo momento en que una app necesite acceder a tu localización, te lo preguntará una vez la abras a través de notificación. Estas son las opciones que tendrás:

  • Pinchar en Permitir para que la aplicación use la información de Localización en el momento en que sea necesaria.
  • Otras opciones pasan por pinchar en No permitir para que pueda acceder a la Localización.
  • Aunque también puedes pulsar en Preguntar la próxima vez o Elige siempre, de esta forma, cada vez que la app quiera acceder, preguntará si deseas permitir su acceso o no.

No olvides que un dispositivo con sistema operativo iOS puede usar tanto el Bluetooth como una red Wifi para determinar una posición concreta.

Activación y desactivación de la Localización para una app

Dicho esto, cuando necesites activar o desactivar la función de Localización para una app concreta, toma nota de los pasos a dar:

  • Accede a Ajustes – Privacidad – Localización.
  • Ahora, comprueba que la Localización está activada y habilitada.
  • Desplázate hasta que localices la app que vas a usar.
  • Pulsa sobre la app y selecciona una de las opciones: Nunca, para evitar que se acceda a la información de Localización; Preguntar la próxima vez; permite elegir Siempre; elegir cuándo se use la app; permitir una vez; no permitir.
  • Cuando uses la app, puedes dejar que acceda a la Localización o a una de las prestaciones, o bien solo cuando la aplicación esté activada.
  • Si eliges usar siempre, la app, aunque esté en segundo plano, podrá acceder a tu ubicación en todo momento.

Recuerda estos detalles para ser consciente en todo momento de que tienes activada la Localización y que muchas aplicaciones pueden acceder a ella o la GPS cuando lo necesiten. Pero en realidad, eres tú el que manda.